EN EL CASO DE OPERACIONES SUJETAS A DETRACCION QUE HAYAN SIDO REALIZADAS EN DÓLARES, ¿QUÉ TIPO DE CAMBIO DEBE USARSE?

    contando dolares de remesa archivo

    De acuerdo con lo establecido en el artículo 20 de la Resolución de Superintendencia N° 183-2004/SUNAT, normas para la aplicación del sistema de detracciones, establece que en las operaciones realizadas en moneda extranjera, la conversión en moneda nacional se efectuará al tipo de cambio promedio ponderado venta publicado por la SBS en la fecha en que se origine la obligación tributaria del IGV o en la fecha en que se deba efectuar el depósito lo que ocurra primero.

    Al respecto, el artículo 4 de la Ley del IGV señala el momento en que nace la obligación tributaria del IGV:
    a) En la venta de bienes, en la fecha que se emita el comprobante de pago o que se entregue el bien, lo que ocurra primero.
    b) En el retiro de bienes, en la fecha de retiro o en la fecha que se emita el comprobante de pago, lo que ocurra primero.
    c) En la prestación de servicios, cuando deba emitirse el comprobante el pago o cuando se percibe la retribución, lo que ocurra primero.
    d) En la utilización de servicios, en la fecha en que se anote el comprobante en el Registro de Compras o en la fecha en que se pague la retribución, lo que ocurra primero.
    e) En los contratos de construcción, en la fecha que se emita el comprobante de pago o en la fecha de percepción del ingreso, lo que ocurra primero.
    f) En la primera venta de inmuebles, en la fecha de percepción del ingreso, por el monto que se perciba, sea parcial o total.
    g) En la importación de bienes, en la fecha en que se solicita su despacho a consumo.

    Por lo tanto, a efectos de usar el tipo de cambio correcto se debe tener en cuenta la fecha de nacimiento de la obligación tributaria y no la fecha de pago de la detracción.

     


    ¿LAS EMPRESAS DE SERVICIOS ESTÁN OBLIGADAS A LLEVAR CONTABILIDAD DE COSTOS?

    abcAl respecto, el artículo 62° de la Ley del Impuesto a la Renta señala que:
    “los contribuyentes, empresas o sociedades que, en razón de la actividad que desarrollen, deban practicar inventario, valuarán sus existencias por su costo de adquisición o producción”, además que “el Reglamento podrá establecer, para los contribuyentes, empresas o sociedades, en función a sus ingresos anuales o por la naturaleza de sus actividades, obligaciones especiales relativas a la forma en que deben llevar sus inventarios y contabilizar sus costos”


    Asimismo, el inciso a) del artículo 35° del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta establece que: aquellos contribuyentes que se encuentren superando el monto de 1,500 UIT de ingresos brutos anuales, deben llevar un sistema de contabilidad de costos cuya información debe ser registrada en: El Registro de Costos, el Registro de Inventario Permanente Unidades Físicas y el Registro de Inventario Permanente Valorizado, no haciendo distinción alguna respecto al tipo de empresa.


    No obstante, en múltiples procedimientos de fiscalización o verificación de obligaciones formales, la SUNAT ha venido sosteniendo que, sin importar el tipo de actividad, existe tal obligación si los ingresos brutos anuales son mayores a 1,500 UIT. El Tribunal Fiscal se pronunció en ese sentido en la RTF N° 3894-10-2012, que confirmó la multa a una empresa de transporte por llevar con atraso su registro de costos.
    Sin embargo, el propio Tribunal Fiscal ha establecido un criterio distinto en la RTF N° 14919-3-2012, al señalar que los contribuyentes que no realizan actividades industriales no están obligados a llevar un registro de costos.


    Por tanto, dado que no existe un criterio uniforme respecto de la obligación de las empresas de servicios de contar con contabilidad de costos, siendo conservadores, recomendamos tener el registro de costos, legalizarlo y llenarlo ante una probable auditoría fiscal, evitando de este modo incurrir en infracción por omitir llevar dicho registro, o por llevar el registro con atraso.

     


    Image

    SÍGUENOS

    © 2022 Colegio de Contadores Públicos de Piura. Todos los derechos reservados.